archivo | Terapia de adolescentes Feed RSS para este archivo

Los adolescentes

imagesLos adolescentes no son una misteriosa raza de humanos. Son aquellos que antes fueron nuestros niños y que ahora están atravesando un proceso de desarrollo y transformación, el mismo que nosotros, adultos, vivimos en su día.

La principal tarea de desarrollo del adolescente es descubrir su propia identidad. Aunque el proceso de individuación comienza en la infancia, es en la adolescencia cuando se vuelve fundamental; es en la adolescencia cuando empieza la separación de la familia y cuando el futuro empieza a tener que enfrentarse, un futuro que se contempla incierto y amenazador.

La base del yo es el cuerpo, y en esta etapa, el cuerpo está sometido a todo tipo de cambios. Ya no tiene el cuerpo de un niño y tampoco el de un adulto. Empieza a desidealizar a sus padres:  las normas que antes funcionaban para el niño ya no le sirven. Su identidad, pues, se ve movida desde los cimientos. “Si ya no soy quien era –se pregunta–, entonces ¿quién soy?”. Pero este no es un proceso cognitivo; es una experiencia visceral: el yo del adolescente aparece a través de sus emociones y sus sentidos.

Y las emociones del adolescente son intensas: podemos observar sus cambios de humor, ver cómo pasa de la euforia al pesimismo, de la apatía a la irritabilidad. 248745_ADOLESCENTESEs el efecto también de todos sus cambios físicos y hormonales.

Este proceso atraviesa varias etapas y, en cada una de ellas, el adolescente enfrentará o cuestionará su identidad, la autoridad y su sexualidad. Puede ser que se vuelva obstinado, rebelde o verbalmente abusivo. Que manifieste tendencias anti-sociales, que experimente con su imagen y su modo de vestir.

Los adolescentes dan prioridad al grupo de iguales por encima de la familia y se muestran impulsivos y con escasa tolerancia a la frustración. A veces necesitan experimentar con temas de autonomía y dependencia; en ocasiones, necesitan descargar todas las emociones que les atraviesan y que no pueden poner en palabras: entonces es cuando realizan lo que llamamos un “acting-out”, un acto que suele ser irreflexivo, a veces violento, como una llamada de atención a la función de los padres: una forma de pedir límites y orden.

13688998806b7_adolescentesrebeldes1Además de ello, los adolescentes de hoy se ven asaltados por multitud de mensajes contradictorios, por ejemplo, la banalización de la sexualidad. Los problemas del adolescente están estrechamente relacionados con su entorno, que hoy en día es complejo (ausencia parental sustituida por pantallas, exceso de relaciones virtuales a través de las redes sociales, falta de perspectivas por el declive del sistema, etc.).

El proceso terapéutico supone una ayuda para que el adolescente pueda reconocer y expresar sus sentimientos de angustia, soledad, frustración, confusión, miedo. También para ayudarles a superar situaciones puntuales, como separaciones, divorcios, problemas de dificultad en la relación con padres, profesores o con sus iguales (acoso escolar, por ejemplo) así como  para fortalecer el autocuidado y un buen sentido de sí mismos; en definitiva, fortalecer su autoconcepto.

frase-el-vino-de-la-adolescencia-no-siempre-aclara-segun-pasan-los-anos-a-veces-se-vuelve-turbio-carl-gustav-jung-181377Publicado por: Nuria Rocasalbas

Anuncios